El juego
Algunos juegos
Construir juegos
El Papagayo
La Perinola
El Gurrufio
Actividades
Construir algunos juegos

"El Papagayo"

También es un juego muy antiguo recibe varios nombres según la región, en Venezuela se le llama papagayo. Este juego se atribuye al General Chino Han Sin, que lo inventó alrededor de 200 años antes de Cristo, para dar aviso de la llegada de refuerzos a una plaza sitiada.

Es un juego universal y se lo puede denominar barrilete (hexágono), cometa, volantín, birlocha, milocha, cambucha, papalote, papelote, pandorga (redondo y muy grande), yuto (rombo), papagayos (en Venezuela), chingo o boquinete, chincha, zamurita; y hasta sirvió para que Benjamín Franklin, quien había puesto una vara de hierro en lugar de caña o madera, lo remontara en un día tormentoso, y atrajera hacia sí varios rayos, lo que dio lugar a la invención del pararrayos.

En la actualidad se evita remontarlo en las ciudades por los problemas de enredos con cables.

En América Latina son más comunes las formas hexagonales, estrellas, o con forma y color del equipo de fútbol preferido.

Estas cometas inician su ascenso cuando (con viento) sube y se le va largando hilo.

Pasos para armar un papagayo:

1.- Necesita un armazón de varas de madera ligera o caña de carrizo y debe ser liviano. Hay que unirlas en forma de cruz. Puede amarrarlas fuertemente con hilaza.

2.- Cubra el armazón con papel. Puede ser de periódico, de papel de china, o cualquier otro papel delgado.

3.- Use pegamento o engrudo para pegar el papel doblando los bordes.

4.- Ate un hilo largo, larguísimo, que sirva para hacer volar su papagayo alto, muy alto. Debe ser resistente y medir más de veinte metros. Amárrelo en el cruce superior del armazón y añádale cuatro guías (dos a los lados y dos en la vara de abajo). Júntelas después con el hilo principal.

5.- Y por ultimo, colóquele la cola. Para que el papalote se equilibre bien en el aire, la cola casi siempre debe ser cinco veces más larga que el cuerpo del papagayo. Hágala del mismo material que éste.

6.- Para que el hilo no se enrede, use un carrete y enróllelo y desenróllelo, según le convenga. Un palo grueso y de unos 15 centímetros de largo es un carrete perfecto.