Sorocaima

Hombre de confianza de Guaicaipuro, quedó como jefe guerrero tras la muerte del cacique.

Participó en los ataques contra la recién fundada Santiago de León de Caracas en 1570, bajo el mando de Conopaima y Terepaima.

En 1572, fue capturado en combate por Garci González de Silva, quien amenazó a los otros guerreros con cortar la mano de Sorocaima si no se rendían. Fue entonces cuando el jefe indio dijo: “Ataquen con fuerza, mis valientes, que los españoles no tienen mucha gente”.

Y luego, sin vacilar, estiró el brazo para que le amputaran la mano derecha. Herido, tomó la mano amputada con la izquierda y la levantó en señal de triunfo. Cuando avanzaba hacia sus hombres, un soldado español le disparó a traición y lo mató.

Inicio
Anterior Siguiente