Piezas Musicales de la Llora:

La Llora es una suite criolla constituida por seis (6) piezas que evidencian un mestizaje cultural; su letra resume el contenido histórico, social y económico que nos habla del "espíritu del pueblo aragüeño ", de ese pueblo aragüeño de la Venezuela agraria, que tantas cosas nos ha legado; muestra de ello, las siguientes coplas:

Si quieres saber mi nombre,
Cantando te lo diré;
Soy hermano del cacao,
Primo hermano del café.
Cuanto vale la vaca,
Cuatro pesos y medio;
Que de cosas diera Yo,
Por la vaca y el becerro.

La Llora puede verse también como una representación picaresca de la vida del pueblo del hombre del pueblo colonial, con algunas distorsiones marcadas por el paso del tiempo. Diferentes aspectos de su cotidianidad puede manifestarse en cada una de las partes de la Llora; encontramos en su letra, su música y su baile, aspectos vinculados con la religiosidad, la vida social, el machismo, la virilidad del hombre y su espíritu guerrero, representado por cada una de las piezas que la componen.

La elegancia manifiesta en el baile de la sambainina y algunos elementos de la sincronización, obtenidas del vals y otras "danzas de salón"; la representación teatral morisca en alguna de sus partes; la forma circular del baile; la vinculación del día de los muertos con una manifestación muy festiva, en la cual es difícil suponer que alguna vez fue acto de lamentación fúnebre; un escenario campestre tan bien elaborado; la fuerza manifiesta y competitiva expresada en el baile del palito y el rudimentario carángano aragüeño; así como otros elementos de la religiosidad y la economía colonial, expresado en la Llora, muestran el producto de un singular mestizaje cultural.
La Sambainina

Sambainina es un vocablo de origen indígena que identifica a la parte inicial de la llora. Su música anuncia el ingreso ordenado de los bailadores a la pista donde la soltura y elegancia distinguen la manera de bailar este joropo valseado; en él, las parejas danzan de manera circular y en un solo sentido, sin soltarse las manos.

Comienza de manera instrumental con la mandolina de solista, mientras que los bailadores, conservando la posición inicial, van desplazándose hacia delante y se ubican equidistantemente en la escena; una vez lograda esta posición, comienza la interpretación vocal de La Llora con el conocido grito de joropo llanero interpretado por el coro; las parejas se toman para bailar el vals y danzan de manera independiente, siempre conservando la distancia entre una y otra.

La Sambainina concluye cuando se escucha el "Grito guerrero" de La Llora; el cual emite un sonido vocal interrumpido con la palma de la mano frente a la boca; esto a su vez, anuncia la preparación de los bailadores para el baile de "La Vaca.

Sambainina : (Letra)
Coro:
Sambainina, Sambainina (bis)
Solista:
Vamos a bailar joropo
Coro:
Sambainina
Solista:
Como lo voy a bailar
Sambainina
Si una sola vida tengo
Coro:
Sambainina
Solista:
y me la quieren quitar
Coro:
Sambainina, Sambainina, Sambainina, (bis)

I

Si quieres saber mi nombre
Cantando te lo dire;
Soy hermano del cacao
Primo hermano del café
Coro:
Sambainina, Sambainina, (bis)

II

Como quieres que te quiera
Si te acabo e´ conocer;
Deja que las flores secas
Vuelvan a reverdecer.
Coro:
Sambainina, Sambainina, (bis)
Solista:
Vamos a bailar joropo,
Coro:
Sambainina
Solista:
Como la voy a bailar,
Coro:
Sambainina
Solista:
Si una sola vida tengo,
Coro:
Sambainina
Solista:
y me la quieren quitar.
Coro:
Sambainina, Sambainina, Sambainina, (bis)

La Vaca:

Esta parte de la danza es en tiempo de vals; las parejas bailan sueltas, el hombre retira el pañuelo de su cuello y lo utiliza como capote para torear la vaca, representada por la mujer; ella coloca las manos sobre su cabeza y utiliza los dedos índices para representar los cachos del animal, mientras embiste la pañoleta roja del torero.

En esta parte de la danza, los movimientos del hombre o bailador, se realizan de manera perpendicular a los de su pareja, quien se desplaza en línea recta, hacia delante y hacia atrás, siempre de frente; pero conservando los movimientos rítmicos marcados por la música.

En esta escena teatral bailable, cada pareja danza de manera independiente. La vaca (letra)
Solista:
Solista:
Cuanto vale la vaca?
Coro:
Y yo
Solista:
Cuatro pesos y medio;
Coro:
Y yo
Solista:
Que de cosas diera yo,
Coro:
Y yo
Solista:
Por la vaca y el becerro.
Coro:
Y yo

Luego se repiten los mismos versos, cambia coro por amá y se interpreta en una octava abajo.

Solista:
Cuanto vale la vaca?
Coro:
Amá
Solista:
Cuatro pesos y medio;
Coro:
Amá
Solista:
Que de cosas diera yo,
Coro:
Amá
Solista:
Por la vaca y el becerro.
Coro:
Amá
El oso:

Es muy probable que esta pieza haya sufrido transformaciones importantes y, aunque su letra se refiere al oso hormiguero, propio de la región, muy lentos tratando de imitar al oso americano.

Las parejas se desplazan de manera independiente, hacia adelante, hacia atrás y dan vuelta en su mismo lugar. Se dice que esta parte de la danza representa la virilidad del hombre y su fortaleza física.

El canto es interpretado primero por el coro y luego interviene el solista con la misma secuencia de versos en una octava más alta.
El oso (Letra )

Oso melero,
Que me trajiste, de la montaña,
Una taparita,
Llena de aguardiente,
De aguardiente dulce,
De aguardiente claro,
De aguardiente e´ caña.

Aguacerito de Dios:

Se tiene conocimiento de que la llora iniciaba con la pieza aguacerito de Dios, pero lamentablemente esta no ha podido recopilarse pues los datos conocidos son insuficientes; algunos informantes han referido que este número era un joropo instrumental que se interpretaba al finalizar cada una de las partes de la Llora, otros manifestaron que se interpretaba solo al inicio.

El trabajo presentado por Abilio Reyes en el circo de toros de la Victoria en el año 66, incluyo un corrío llanero cantado, cada vez que concluía una de las partes de La Llora. No obstante, la gente de Zuata desarrollo una representación teatral que ha ido consolidándose poco a poco; aquí, los bailadores se colocan en el centro de la escena, las mujeres se sientan en el suelo y los hombres se desplazan con una cantimplora o botella de aguardiente que comparten, para culminar en una borrachera que se manifiesta completamente en el baile de la chispa.

La música acompañante es un joropo instrumental donde el ejecutante de la mandolina va creando e improvisando sobre la rítmica impuesta por el resto de la instrumentación.

La chispa
Es un ritmo muy parecido al merengue que solo es interpretado por el coro; aquí las parejas danzan abrazadas dos pasos para adelante y tres para atrás, muy parecido al maremare indígena solo que, en esta ocasión, la representación teatral de La Llora muestra a un hombre borracho que luego de disfrutar en una fiesta social regresa abrazado de su mujer con "la Chispa" que produce el aguardiente de caña.
La Chispa (Letra):


Ay chispa, ay chispa,
Ay chispa que tengo yo;
Con el sereno e la noche
La chispa se me paso;
Con el sereno e la noche
La chispa se me paso;
(Se repite cuatro o cinco veces)

San Juan y la magdalena de Dios

La religiosidad y la picardía son representadas en esta pieza, las coplas que pueden ser improvisadas se interpretan en doble sentido, mezclando lo religioso y lo pagano. La mujer danza con las manos juntas bajo la barbilla, como si viniera orando al hombre.

Detrás con los brazos en alto sosteniendo el sombrero y representado con el una aureola en La Magdalena. Este baile se desarrolla en forma circular, las parejas marchan una tras de la otra. Durante la interpelación del coro, el hombre se coloca al lado derecho de la mujer, siempre con el sombrero tras la cabeza de ella , sin hacer contacto, su mano derecha extendida en forma lateral y con el dedo índice apuntando a unos sesenta grados hacia arriba.

San juan y la magdalena: (letra)

Coro:
Ay ay ay San Juan Bautista
Ay ay ay la Magdalena (bis)

I

San Juan y la Magdalena
Son mis santos preferidos;
Yo les pido que me vuelvan,
Tranquilito al amor mío.

II

San Juan y la Magdalena
Tan tranquilos en el cielo;
Y yo como soy alegre,
Mejor me quedo en el suelo.

III

San Juan y la Magdalena
Fueron a comer manzanas;
Y después que la comieron,
Repicaron las campanas.

IV

Yo le pido a San Antonio
Y a las ánimas benditas;
Que mi mujer y la otra,
Se quieran como hermanitas.

V

Si esta llora sigue así
Con el golpe de San Juan;
El palito es lo que falta,
Con el se terminara.

El palito

El palito e Palo:
Es la parte final de la danza, en ella, las parejas se agarran en una especie de abrazo; el hombre hace un lazo con sus manos tras la nuca de la mujer; ella lo toma por las caderas, agarrando las trabillas de su pantalón y se combinan en una secuencia de saltos alternos izquierda-derecha, lo que facilita un desplazamiento rápido e independiente dentro del circo de La Llora.

La escena se desarrolla velozmente hasta que se escucha la voz del cantador decir "Tranca el palo Maria Antonia…" , las parejas se encuentran, los hombres se colocan de lado pero en dirección opuesta; se topan hombro con hombro, levantan la pierna que hace contacto entre ellos y se enlazan por el tobillo, haciendo un gallo con el pie , sus parejas halan en sentido opuesto procurando tumbar al contrario; si esto ocurre los que se caigan deben levantarse rápidamente, para impedir ser arrollados por las otras parejas que vienen al mismo ritmo.
La música del Palito es un ritmo muy parecido al merengue.

E Palito a palo: letra

Solista:
Si el palito se te quiebra
No te pongas a llorar;
Coro: repite
Yo te llevare a la mata
Donde lo puedas cortar
Coro: repite
Dime niña, dime Rosa,
Dime clavo de comer,
Coro: repite
A como vendes la libra
De amores para querer
Coro: se repite
Tranca el palo Maria Antonia
Que se quiebra la vera;
Si se quiebra la verá;
Si se quiebra por la punta
Cógelo por la mitad.

Saber mas

La llora , tal y como se conoce hoy en día, posee seis sesiones; pero trabajos de campo desarrollados por el grupo Vera e informaciones recogidas de otros investigadores, hacen presumir que se han perdido con el tiempo una o dos de sus partes. Igualmente es posible que los componentes de esta suite, variaran de uno a otro lugar en los cuales se escenificaban. Se dice que La Llora de la Victoria comenzaba con el tema "Aguacerito de Dios", una especie de joropo valseado; otros han manifestado que el "Aguacerito de Dios" era un joropo instrumental, pero no necesariamente el mismo en cada Llora; ya que solo se usaba esta expresión para identificar un joropo cualquiera que daba inicio al baile. También hay quienes sostienen que La Llora era una fiesta de joropo aragüeño con guabinas, yaguazos y mariselas, antes y después de cada baile de Llora, ya que este se producía varias veces en una misma noche.

Son muchas las interrogantes en torno a la llora que hasta ahora no han podido despejarse completamente, lo cierto es que alguno de sus elementos siguen encontrándose mas allá de la Victoria, en los Caneyes, Puerto Cabello estado Carabobo. En 1981, se recogió de informantes mayores, unos cantos infantiles entre los que cuenta "El Oso", con la misma melodía, secuencia y letra del Oso Melero de La Llora.